Estimados lectores,

Esta es una cuestión difícil, la cuestión despierta interés y me encuentro frecuentemente con pacientes, incluso médicos, que no saben lo que es la homeopatía, o cómo empezó a usarse.

Voy a intentar resumir sus orígenes de forma muy resumida.

Es imposible hablar de homeopatía sin nombrar al médico alemán Samuel L. Hahnemann (1755-1843). Él, antes de que se descubrieran siquiera los microorganismos, consideró a su entender que en la enfermedad era inútil tratar de eliminar los síntomas sin tener en cuenta , que la enfermedad afecta a todo el ser humano y no por partes, y por lo tanto había que curar al todo y no a la parte.

Decepcionado de la medicina de su época, traducía textos de medicina clásicos. Así se reencontró con un viejo concepto, que ya Hipócrates, y posteriormente otros, habían formulado e incluso empezado a practicar, la base de la homeopatía: similia similibus curantur, es decir,que se puede curar a alguien de una enfermedad, dándole lo mismo que a una persona sana le causaría esa misma enfermedad, o por lo menos esos mismos síntomas.

Basándose en esta teoría empezó su experimentación con la quina, la corteza de un árbol que se da para curar la malaria (hoy sabemos que contiene el antibiótico llamado quinina); Pues bien, él, tras empezar a tomar quina, apuntaba TODO lo que iba experimentando : tanto desde el punto de vista físico como psíquico. Así empezó a experimentar síntomas similares a una malaria, y esto le reafirmó en su teoría.

Sólo se trataba entonces, de apuntar cuidadosamente TODOS los datos del paciente y su enfermedad, y darle el remedio que a él, (y alguno de sus discípulos, que empezaron a ser muchos), les había ocasionado los síntomas más parecidos al experimentarlo. Así empezó a usarse la homeopatía en sus inicios.

El Dr. Hanneman siguió experimentando sustancias, tanto vegetales, como minerales y animales. Obviamente, algunas de ellas, como los venenos de serpiente, eran venenosas, así que las diluyó. Pues bien, observó también variaciones en el efecto según el grado de dilución, y empezó a diluir todo, no solo lo tóxico, y así se gestó el segundo gran precepto de la homeopatía, dar la mínima dosis posible.

El Dr Hahnemann observó que se curaban antes y mejor los pacientes a los que iba a visitar a caballo, y dedujo que el agitar el remedio debía conferirle más potencia, y empezó a agitar todas las preparaciones, eso, hoy en día se llama sucusión, y es imprescindible al preparar el medicamento homeopático.

Esto, va sumado a un enfoque algo distinto de concebir el por qué se enferma, teniendo un enfoque en el que se tienen en cuenta factores como la historia vital del paciente y su personalidad entre otros.

Hoy la ciencia ha evolucionado mucho desde los tiempos del Dr. Hanneman, y se conocen los microorganismos patógenos, y muchos otros datos a nivel bioquímico y biológico en cuanto a la etiología de las enfermedades, sin embargo sus bases y aportaciones han servido enormemente para desarrollar este enfoque de tratamiento.

Aquí van algunos links de interés por si os ha gustado tantísimo que queréis más información.

Os dejo con la foto del monumento a Samuel Hahnemann en Leipzig, Alemania.

Dra. Nuria Heredia

9 Replies to “Orígenes de la homeopatía”

  1. Conocí la homeopatía hace poco y la verdad es que me parece tan interesante como acertada. Por eso este blog me está encantandoooo!!!!!
    Podría decirse que es como una especie de “vacuna”, no? Funciona igual… ??

    1. Las vacunas son microorganismos atenuados, o bien fragmentos de estos, que se administran con la finalidad de dar un “aviso” al sistema inmunológico, para que en el caso de que llegue el microorganismo con capacidad real de causar la enfermedad,reaccione antes de que eso suceda. Al no ser diluído ni tampoco sucusionado, características imprescindibles para hablar de homeopatía, se dice que es “isopatía”. Sí que existen preparados homeopáticos de vacunas, pero se usan precisamente para tratar los efectos secundarios que a veces estas causan (esto será motivo de un post). De todas formas, como tu apuntas, efectivamente la “filosofía” es similar, administrar para curar (en este caso prevenir) lo mismo que causa la enfermedad. ¡Buena pregunta Barbanshow! Un abrazo

  2. Muy buen aporte. La medicina alternativa no para de ganar seguidores. Considero que la ausencia de efectos colaterales y la gran efectividad de los remedios y terapias caseras han popularizado su práctica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: